¿Hay que añadir vitaminas a la dieta?

 

Newsfood.com International

Las vitaminas son sustancias imprescindibles para el ser humano. Aunque no aportan energía se necesitan para que el organismo sea capaz de aprovechar los elementos
constructivos y energéticos suministrados por los alimentos.

Hay trece vitaminas en total, las liposolubles (A,D,E, K, que se disuelven en grasas y aceites) y las hidrosolubles (C y el complejo B, que se disuelven en agua). Tomando una
dieta equilibrada en la que abunden los alimentos frescos y naturales, no es necesario ningún aporte adicional de vitaminas sintéticas.

En determinadas etapas de la vida como la infancia, el embarazo, la lactancia y la tercera edad se necesita más cantidad de algunas vitaminas, y esto se consigue
aumentando el consumo de alimentos ricos en ellas.

Sólo en alguna de las circunstancias mencionadas, y por prescripción médica, debe añadirse algún producto farmacéutico, este sería el
caso de las embarazadas que necesitan un aporte de vitaminas B1, B2, B3, B6 y ácido fólico. En situaciones estresantes, por el efecto del tabaco, las
bebidas alcohólicas o las drogas se precisa mayor cantidad de vitaminas. En este caso, es necesario aumentar la ingesta de alimentos que las contengan.

Las principales fuentes de vitaminas son:

  • Vitamina C: cítricos, pimientos, kiwis, fresas, caquis, frambuesas, sandía, brécol, coles de Bruselas, patatas y calabazas.
  • Ácido Fólico: levadura de cerveza, verdura de hoja oscura y de tubérculo, cereales integrales y germinados, ostras, salmón, leche entera y
    dátiles.
  • Vitamina B6: sardinas y boquerones frescos, nueces, lentejas, vísceras, garbanzos, carne de pollo, atún y bonito, frescos o congelados, avellanas, carne
    de ternera o cerdo y plátanos.
  • Vitamina B2: vísceras, levadura de cerveza, germen de trigo, almendras, coco, quesos grasos, champiñones, maíz, quesos curados y semicurados,
    salvado, huevos y lentejas.
  • Vitamina B1: vísceras, levadura de cerveza, coco, salvado, huevos, lentejas, champiñones, germen de trigo, almendras, quesos grasos, mijo y salvado.
  • Vitamina E: nueces, cacahuetes, soja germinada, aceite de soja, aceite de oliva, margarina, avellanas, almendras, aceite de girasol, coco y germen de maíz.
  • Vitamina B1: vísceras, ajos, garbanzos, lentejas, avellanas, nueces, carnes de cerdo o de vaca, huevos y levadura de cerveza.
  • Vitamina K: en las hojas de vegetales verdes, hígado de bacalao, normalmente, se sintetiza en las bacterias de la flora intestinal.
  • Vitamina A: huevos, quesos, atún, bonito, aceite de soja, mantequilla, zanahorias, espinacas, perejil, vísceras de animales.
  • Vitamina D: su fuente principal es la luz solar.
Related Posts
Leave a reply