El Gobierno italiano estudia aprobar unas directrices para prohibir que las menores de 18 años se puedan someter a implantes de seno por motivos estéticos, según ha
indicado la viceministra de Salud, Francesca Martini.

Durante la presentación de un estudio sobre medicina estética, Martini ha explicado que el Gobierno de Silvio Berlusconi está trabajando en este paquete de medidas
en colaboración con sociedades científicas y profesionales de la cirugía estética.

“Cada vez con más frecuencia”, las adolescentes, que son “más frágiles y sensibles a los mensajes de los medios de comunicación, piden un
seno nuevo” por razones puramente estéticas, dijo Martini, quien subrayó los “riesgos para la salud” de este tipo de intervenciones cuando las glándulas mamarias no
están aún formadas.

La vicesecretaria señaló además que, antes de que acabe este mes se creará un registro nacional de las prótesis mamarias implantadas en
Italia
, que garantice su trazabilidad y que se hará protegiendo el derecho a la intimidad de las mujeres que se hayan sometido a la intervención. El registro
estará vinculado a un banco de datos nacional en el que deberán registrarse el número de las intervenciones realizadas, los materiales usados para las
prótesis, la clínicas donde de han realizado las operaciones y su resultado, con el objetivo de “tener un cuadro epidemiológico preciso”.

La viceministra incidió además en los “riesgos y contraindicaciones” que pueden conllevar las operaciones estéticas, y en la necesidad de un
“consentimiento informado” por parte de la paciente, quien tiene que poder conocer “el tipo de material y prótesis que le serán implantados”.

En España, salvo “excepciones”, no se realizan operaciones de cirugía plástica a menores y, en el caso de que sea necesario hacerlas, siempre se requiere el
consentimiento escrito del tutor legal.