Las mujeres en los
países del sur producen el 70% de los alimentos que allí se consumen, aunque no poseen ni el 2% de la tierra cultivable, lo que evidencia el peso de la figura femenina en los
países en vías de desarrollo y demuestra que “la mujer trabajadora es la protagonista de la lucha contra el hambre”.

Según informó hoy Acción contra el Hambre en un comunicado con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora (8 de marzo), “la nutrición de los
niños y, en consecuencia, la garantía de futuro de las sociedades más pobres, depende totalmente de la mujer” pues es la que “nutre a sus hijos desde que queda embarazada,
durante la lactancia y posteriormente, cultivando los alimentos” que seguirán consumiendo durante su vida.

Por ello, la ONG reivindica programas de ayuda para las mujeres en el Tercer Mundo y recuerda los que tiene puestos en marcha en este sentido: en Guinea, Malí y Malawi lleva a cabo
talleres de formación en buenas prácticas nutricionales; en Georgia apoya a grupos que quieren poner en marcha actividades generadoras de ingresos; y en Angola ha iniciado un
proyecto para favorecer sus oportunidades en el ámbito económico.

Fonte: www.europapress.es