Los últimos contagios humanos de grive aviar, una incógnita para el Gobierno chino

 

Newsfood.com International

Las autoridades sanitarias no pueden explicar la causa de esas nuevas infecciones.

El Ministerio de Sanidad chino ha declarado que no sabe cómo explicar los ocho contagios de gripe aviar en humanos registrados en enero en el país, en el que no se ha
detectado, al menos oficialmente, ningún brote del virus entre aves.

“Vemos el resultado, pero no la causa. Desconocemos de dónde procede, pero la gente se está contagiando. Cuando hay personas infectadas, en teoría
debería estar presente en pájaros”, ha reconocido Mao Qunan, portavoz del Ministerio, a la prensa.

Mao ha añadido que su ministerio ha dado la orden a los hospitales para posibilitar la detección de la enfermedad en estadíos más iniciales tras el contagio,
y ha especulado con la posibilidad de que algunas personas estén genéticamente más predispuestas a contagiarse del virus.

Justo la semana pasada, el Ministerio de Agricultura defendió los beneficios de su campaña de vacunas entre aves de corral. Hasta la fecha la cartera de Agricultura
sólo ha detectado un positivo en aves, en la provincia de Jiangsu (este). Los contagios en humanos, mientras tanto, han tenido lugar en todo el territorio chino,
en lugares como Pekín (norte), la región de Xinjiang (oeste), o las provincias de Hunan (centro), Shandong (este) y Guangxi (sur).

Pese a todo, la Organización Mundial de la Salud ha declarado que no existen indicios de que China esté sufriendo una epidemia, ya que el número de
contagios a humanos continúa dentro de los parámetros de otros años.

En el primer trimestre de 2006 China informó a la OMS de ocho casos y seis muertes, de un contagio y una muerte en el mismo periodo de 2007 y de tres casos y tres muertes en
2008.

Los últimos contagios humanos de grive aviar, una incógnita para el Gobierno chino

 

Newsfood.com International

Las autoridades sanitarias no pueden explicar la causa de esas nuevas infecciones.

El Ministerio de Sanidad chino ha declarado que no sabe cómo explicar los ocho contagios de gripe aviar en humanos registrados en enero en el país, en el que no se ha
detectado, al menos oficialmente, ningún brote del virus entre aves.

“Vemos el resultado, pero no la causa. Desconocemos de dónde procede, pero la gente se está contagiando. Cuando hay personas infectadas, en teoría
debería estar presente en pájaros”, ha reconocido Mao Qunan, portavoz del Ministerio, a la prensa.

Mao ha añadido que su ministerio ha dado la orden a los hospitales para posibilitar la detección de la enfermedad en estadíos más iniciales tras el contagio,
y ha especulado con la posibilidad de que algunas personas estén genéticamente más predispuestas a contagiarse del virus.

Justo la semana pasada, el Ministerio de Agricultura defendió los beneficios de su campaña de vacunas entre aves de corral. Hasta la fecha la cartera de Agricultura
sólo ha detectado un positivo en aves, en la provincia de Jiangsu (este). Los contagios en humanos, mientras tanto, han tenido lugar en todo el territorio chino,
en lugares como Pekín (norte), la región de Xinjiang (oeste), o las provincias de Hunan (centro), Shandong (este) y Guangxi (sur).

Pese a todo, la Organización Mundial de la Salud ha declarado que no existen indicios de que China esté sufriendo una epidemia, ya que el número de
contagios a humanos continúa dentro de los parámetros de otros años.

En el primer trimestre de 2006 China informó a la OMS de ocho casos y seis muertes, de un contagio y una muerte en el mismo periodo de 2007 y de tres casos y tres muertes en
2008.

Related Posts
Leave a reply