Sea una copa de vino o un pan recién hecho, el aparato analiza el olor y seguidamente lo reproduce mediante la combinación de determinados componentes químicos no
tóxicos. Pambuk Somboon dirige en el instituto el desarrollo de esta novedosa grabadora de aromas que se compone de 15 narices electrónicas, que combinadas entre sí pueden
detectar una gran variedad de olores.
Para poder reproducir nuevamente el olor detectado el aparato posee 96 ingredientes químicos con los que realizar la combinación adecuada y reproducir dicho olor.
El grabador de aromas ha sido hasta el momento todo un éxito, en las pruebas que se han realizado ha reproducido perfectamente aromas de naranja, plátano, melón o manzana,
e incluso con esta última fruta se ha podido distinguir la variedad de manzana.
Se está empezando a especular sobre la funcionalidad de este aparato, se cree que podrá ser muy útil para realizar compras a través de la red.
También se está estudiando la posibilidad de elaborar fotos digitales con aromas, las posibilidades y aplicaciones serán muy amplias.

www.directoalpaladar.com