Según explicó el periódico belga ‘La Dernière Heure’, mientras un tomate normal contiene entre 3 y 6 miligramos de licopeno por cada 100 gramos, el nuevo tipo,
desarrollado por un agricultor de Amberes, contiene entre 6,5 y 10 miligramos.
“No se trata de un remedio milagroso, pero sí de una protección suplementaria”, explica el productor de los Ministar LycoPlus, Guy Pittoors.
El licopeno es el pigmento que da al tomate su color rojo y tiene importantes propiedades antioxidantes, por lo que es conocido por su efecto protector contra el desarrollo de algunos tipos de
cáncer como el de próstata y el de esófago.

www.eltiempo.com